ACTIVIDAD RECOMENDADA

Escalada invernal al Torre Cerredo

La escalada invernal al Torre Cerredo es una de las actividades más hermosas de Los Urrieles, macizo central de Picos de Europa.

Es la montaña más alta de todo el noroccidente español y un gran escenario para la escalada y el alpinismo por varias de sus caras.

En este caso, la escalada discurre por la misma franja por la que se desarrolla la ascensión en el verano.

Es cara sureste, lo que demanda madrugar para disfrutar unas condiciones de nieve compacta.

Es esta una montaña lejana que desde pandebano supondrá 1.600 metros de desnivel y unas cinco horas de acercamiento.

En esta ocasión hacemos vivac que la Vega de Urriellu aprovechando que una de las mangueras, la del sobrante del depósito del agua del refugio está destapada, y el agua fluye en abundancia. Esto nos ahorrará combustible para fundir nieve, además de tener la certeza de beber un líquido sin impurezas para preservar el óptimo estado físico. Además, desde aquí, podremos llegar a pie de vía a una hora adecuada sin madrugar demasiado.

Esto es conveniente también para el descenso. Para regresar por una nieve en unas condiciones decentes.

Amanecemos a las 5:30 en una madrugada despejada y fría. Los últimos días del invierno están trayendo viento norte que despeja las nubes y aprieta las nieves.

Salimos del vivac a las 6:30 al amparo de nuestras linternas frontales, aunque por el Este percibimos ya cierta claridad. Los días crecen y el amanecer despunta temprano.

Caminamos despacio al principio, dándole margen al cuerpo a desentumecer tras un frío vivac de invierno, concentrados para no desviarnos de la ruta a seguir ya que la nieve cubre completamente la superficie y no se ven marcas en la que orientarse.

Cuando llegamos a la Corona del Rasu ya es prácticamente de día.

 

Guardamos nuestras linternas frontales y dejamos a mano la cámara de fotos, previendo un amanecer de los que se graban en la memoria para mucho tiempo.

Somos conscientes de que hace días que nadie pasa por aquí ya que no hay ninguna huella ni ningún rastro, la última nevada se ha encargado de dejarnos el camino inmaculado como si nunca nadie hubiera pasado.

Tras dos horas de acercamiento al fin llegamos bajo el Torre Cerredo.

Para los que conocemos bien la ascensión en verano es impresionante ascender por estas rampas de nieve sabiendo que bajo nuestros pies hay inmensos bloques, cortados y muros, absolutamente sepultados bajo metros de nieve.

La nieve está rara, hay una fina capa nueva que rompe al pisar y hace un tanto incómoda la ascensión, así que hacemos uso de la cuerda desde el primer momento.

Un primer largo de 60 metros nos pone bajo la diagonal.

 

Articulo una buena reunión sobre dos Friends y rápido sube Javier disfrutando como un enano.

Abordamos ahora la diagonal.

Sigue la tendencia de nieve rompiente sobre capa de hielo así que escalamos tranquilos y asegurando bien los pies, deteniéndonos a dar un par de patadas para hacer huella antes de depositar el peso de nuestros cuerpos sobre los crampones.

Disfrutamos muchísimo el largo.

Encontramos algún clavo, e incluso puedo protegerme con un tornillo de hielo que pongo más por capricho que por necesidad. En 55 metros llego a la reunión qué hay bajo la cumbre y tras hacer un corto tramo de 25 metros estamos ya por fin en la cresta cimera.

Nos fundimos en un emocionado y sincero abrazo.

 

La vista panorámica que tenemos de los Picos de Europa, las montañas Palentinas y el mar Cantábrico nos sobrecoge.

Especialmente emotivo es esta cumbre para Javier, ya que, con los pies sobre ella, completa su proyecto de hacer las montañas más altas de las 50 provincias españolas en invierno.

Poco tiempo demoramos en la cumbre de Torre Cerredo ya que el frío es acuciante.

Descendemos ahora en rappel restaurando alguna de las reuniones.

Contentos y cansados volvemos a Urriellu tras la la escalada invernal al Torre Cerredo. Tras recoger, descendiendo al Valle, disfrutamos ahora por la vía de los recuerdos de los momentos vividos durante esta última escalada invernal, ya que el mal tiempo se avecina.

Cuando el cielo nos deje volver a la montaña ya será primavera.

 

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ACTIVIDADES DESTACADAS

Shopping Cart
Ir arriba