Fase de desescalada (Atenuación)

Quien nos lo iba a decir ¿verdad? Que estaríamos en una fase de desescalada (Atenuación)

Acostumbrados a hacer de nuestra capa un sayo que por imperativo legal, ¡debido a una pandemia! íbamos a estar más de cincuenta días privados de libertad.

Pues los hemos estado y lo estamos. Aunque iniciando la fase de desescalada (atenuación se dice en español) vayamos viendo en el horizonte la salida.

A partir del once de mayo, si no hay cambio de planes gubernamental, volveremos a las actividades de montaña, eso sí, sin salir por el momento de la región.

Empezaremos pues los guías a trabajar poco a poco en este nuevo escenario de poca movilidad social y en que además deberemos gestionar un nuevo peligro.

Aunque por la naturaleza de nuestro currículo de enseñanza somos un colectivo profesional que básicamente se dedica a eso de gestionar peligros:

  • Objetivos: Los peligros objetivos son procesos y condiciones naturales que existen independientemente a nuestra presencia. Se conocen como peligros objetivos aquellos que vienen dados por las características del medio, los terrenos inestables o expuestos, los desprendimientos y caídas de piedras y los agentes atmosféricos.
  • Subjetivos: Los peligros subjetivos tienen su origen en las actuaciones personales. Son los más comunes una falta de planificación, equipo inadecuado, cálculo incorrecto en los horarios a cubrir, no atender a cambios atmosféricos, y las limitaciones de las capacidades física y técnica y/o falta de sensatez.

El buen guía debe insertar en la ecuación todos estos factores para hacer bien su planificación de trabajo.

Ahora se tratará solamente de tener un poco más de cuidado.


Precaución en las actividades

En actividades de Trekking habrá mantener la distancia de seguridad, no beber de la misma botella ni compartir tazas, platos o cualesquiera otras cosas. Importante lavarnos las manos con solución hidroalcohólica o jabón biodegradable.

En actividades de alta montaña y escalada, deberemos llevar una mascarilla, para el corto tiempo en que nos juntemos en las reuniones. También es recomendable usar unos guantes para asegurar (tocar la cuerda) e intercambiarnos el material con ellos puestos. No beber de la misma botella ni compartir tazas, platos o cualesquiera otras cosas. Importante lavarnos las manos con solución hidroalcohólica o jabón biodegradable.


Reflexión

Quizá nos toque hacer montaña otra vez a la antigua usanza. Cargando con el saco de dormir y una esterilla, un infiernillo, una tienda pequeña…. Yo personalmente lo estoy deseando ya que esa siempre ha sido mi filosofía.

Introducirse en las montañas despacio, disfrutando de las horas transcurridas mientras se camina en libertad. Dejándose envolver por el mágico rugir del infiernillo mientras calienta un recipiente con agua para cenar o tomar una infusión que, dentro del saco, incorporado, a medio tapar, ensimisma al montañero en el vivac, en la reflexión natural de su descanso, mientas poco a poco, al ritmo que baja la luz, adquiere la conversación la profundidad necesaria para hacer del tiempo vivido en la montaña una experiencia hermosa, edificante y creativa, en la que se pone de manifiesto lo mejor de nosotros mismos.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies