Naranjo de Bulnes. Intento entrañable.

Es final de temporada de escaladas en montaña.

Me encuentro en casa por unos días, relajando el cuerpo y la mente de las actividades realizadas durante la temporada, despanzurrado en el sofá, inmerso en una lectura acerca del asedio Napoleónico en Cadiz. En la lectura estoy calibrando un cañón, calculando las toesas y los grados de inclinación de disparo en relación a la intensidad del viento y el peso de la bomba. El objetivo es la Iglesia de Felipe Neri, a la cual el artillero sabe que no llegara con cañones, pero el señor Bonapart no quiere morteros. Estoy a punto de disparar cuando; ring, ring, suena el teléfono.

Es Pilar, del hotel Torrecerredo de Cabrales. Mi amiga Sara Gonzalo que trabaja allí le ha pasado mi numero. Pilar trabaja hace muchos años con Ingleses, y tiene un hotel muy bonito y armonioso con vistas a la alta montaña, ademas es guía.

La conversación es mas o menos la siguiente:

– Sii, buenas tardes.

-Hola Xuacu soy Pilar del hotel.

-Ah hola Pilar que tal! ¿que me cuentas?

Y entonces me cuenta y alucino.

-Pues veras- comienza- tengo un cliente que quiere subir al Naranjo.

-A estupendo- me apresuro a decir.

-No, espera-me interrumpe, con tono de no haber acabado de explicarse. Entiendo que hay mas y la dejo hablar.

-Mira, es un señor mayor, entrañable y muy simpático, que ha sido buen escalador y ademas habla bien español, disfrutaras con el. Ha hecho el Mont Blanc, el Cervino y muchas mas escaladas el los Alpes.

-bueno entonces es un fiera-me apresuro a decir, y me vuelve a interrumpir prudentemente.

-Si, lo es, o mejor dicho lo fue, hace 50 años.

Se produce un corto silencio ¿ si hace 50 años entonces cuantos tiene ahora? pienso.

-Bueno, vale bien, mañana le recojo a las 3 en el hotel.

– vale, hasta mañana.

–hasta mañana.

naranjo

Cuando llego al hotel me presentan a Gerard, mi cliente. Es el abuelo de Frodo Bolsom en el buen sentido. Es pequeñito y sonriente, de gesto seguro. En los primeros minutos que pasamos juntos ya nos caemos bien. Es ingles, muy ingles, y pretende subirse al coche de copiloto por la izquierda. Entonces le doy las llaves y lo entiende al instante, nos miramos y  nos da un ataque de risa.

Le encanta lo que ve, alucina con los Picos, esta emocionado. En Pandebano le quito la mochila y no le dejo subir nada, faltaría mas. Acaba por confesarme su edad, 35 años, pero dice que lleva una vida de excesos y por eso parece mayor, parece que tiene 82 años.

Vamos muy despacio y sin parar, cada poco le pregunto que tal y siempre me responde lo mismo

-¡ magnifica, me estoy so fuegte!

Aunque la realidad es que tardamos 4 horas y 10 minutos en subir al refugio de Urriello.

Apenas cena por cansancio pero niega que esta cansado. Me dice:

-¡no preocupado tu, tengo muchos pildors!- me lo dice mirando a una bella chica y con cara de conquistador me guiña un ojo. Otro ataque de risa.

naranjo

A la mañana siguiente se le nota cansado, pero muy animoso. Le trato como si fuera mi abuelo, le ayudo a ponerse los calcetines y las botas, entre la edad y la tripa no dobla bien.

Verle es un viaje al pasado. La ropa de montaña que trae tiene 50 años. Las  botas, el gorro, los pantalones bábaros. Gerard es magnifico.

Se que no va a subir, tengo que atarle en la canal de la celada porque el cansancio acumulado le hace perder el equilibrio. Dos horas y media tardamos hasta la base de la sur. En ningún momento le hablo de no intentarlo y en ningún momento el da para atrás.

Para que una persona tan mayor quiera estar aquí es porque hay un fondo emotivo profundo en la cuestión. Aun no se de que se trata, pero lo descubriré.

En el primer largo lo ve claro, o mas bien oscuro. Empieza a entender que no va poder, pero va a morir matando.

naranjo

Le dejo todo tipo de trampas para agarrarse. Estribos, cintas largas para agarrarse… pero ni así. En un momento pierde la fueras, se suelta y pendulea, queda debajo de mi en una zona fácil pero ni por lo fácil puede subir. El pelea como un toro, pelea contra su vejez y su tripa. Lo intenta y lo intenta hasta que lo deja de intentar y se rinde.

Entonces me mira y me dice; bajamos, bajamos, no puedo cansarme me espera una nice mujer . Ataque de risa.

Le descuelgo y bajo yo. Le pongo los calcetines y las botas y nos vamos. No esta triste, esta muy contento de haberlo intentado.

– tengo que aseptar la situasion- me dice- I think la pildor no era la buena- nos desternillamos de risa. No es lo que dice, sino como lo dice. Es un artista.

naranjo

A la bajada paramos un largo rato en el collado vallejo a admirar el Picu, para el seguramente sera la ultima vez.

Aprovecho el momento relajado y espiritual para preguntarle el por que de  su motivación para escalar el Naranjo, y como lo había conocido. Entonces Gerard se emociona y le tiembla la voz, pero al mismo tiempo sonríe y me lo cuenta con agrado.

La suya fue una vida de viajes por su trabajo relacionado con los motores de barcos y las grandes obras hidráulicas. Entonces en Bahamas, en los años 60, durante una larga estancia conoció a unos Asturianos. Hicieron amistad y hablaron de la vida. Gerard les hablo de su afición por el montañismo y ellos le hablaron de las grandes montañas de su región en el norte de España, Asturias, y del gigante Naranjo de bulnes.

50 años despues, Gerard conocerá el Naranjo y yo conoceré a Gerard.

naranjo

 

Valora esta publicación

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

41 Comentarios

  • Helena dice:

    Entrañable intento y entrañable post. Muy buen artículo en el fondo y en la forma. Un abrazo!

  • Ivan sanchez dice:

    buena historia y mejores personajes

  • pilar dice:

    Increíble relato Xuacu. Me has hecho reír y llorar de emoción. Quizá porque conozco al personaje. Espero que la “nice mujer fuera yo” jejeje.
    Gracias

  • erik dice:

    Eres un Crack, Xuacu , un crack. En el monte , en la escritura y en la vida. Un Crack.

    • Xuacu dice:

      Gracias Erik!! Muchas gracias por la confianza y los muchos ánimos!! Con personas como tu delante, como referente, que se giran hacia los jóvenes para ayudarles y animarles, para que progresen, así es fácil seguir adelante. Ojala en Asturias existiesen cinco Erik más. En una región tan miserable como esta, tan llena de reyezuelos y cortesanos de la montaña que nada han hecho mas que poner zancadillas al talento, tu, nos ayudas y nos valoras. Cuando era un chiquillo sin recursos y mi vestimenta no era la mas digna, pero hacia la oeste en 4:30 horas, la gente de casa me despreciaba, me miraban por encima del hombro por mi aspecto y mi juventud. Pero tu de aquella me tendiste una mano amiga y me pediste el teléfono, por si surgía trabajo ( También Cipri Lopez Y Fernando Calvo se enrollaron conmigo mas tarde) Y por ello te doy las gracias, sinceras y emotivas gracias!!! Un abrazo maestro!!!

  • Acabo de leer el relato….la verdad es que deberia esperar para meditar un poco….pero últimamente …prefiero no esperar.
    Yo pagaria por vivir ese tipo de aventuras….no lasgrandes gestas ni grandes vias, pero si conocer grandes personas con grandes historias.
    Y espero que algun dia tu me puedas guiar a mi y vivir algo asi Que grande eres un abrazu muy grande.

  • Carlos Mtnez Carcedo dice:

    Hola, te conozco a través del blog de Fer y me ha parecido una historia genial!
    Sin lugar a dudas, para él fue tan importante intentarlo como para otros es hacer cumbre. Seguro que tu guiaje le hizo rejuvenecer unos cuantos años.
    Enhorabuena por la experiencia y el relato!

    Un saludo

    • Xuacu dice:

      Hola Carlos.

      Para este hombre fue un sueño, nunca pensó que las montañas del norte de España fueran así de hermosas y grandes, y para mi toda una lección de lo que significa de verdad la palabra ilusión.

      Muchas gracias por el comentario Carlos!!

      Un saludo!!

  • Sofía dice:

    Bonita historia y muy bien contada. Rebosa humanidad. Me ha encantado.
    Las fotos son auténticas!!!

  • Miguel dice:

    Hola Xuacu:

    Precioso relato. No he podido por menos que verme algo identificado con Gerard. Tengo 61 años y este año pretendo subir el Picu. Durante muchos años hice mucha montaña y bastante escalada. Riglos (mi Escuela), Pirineos, Alpes… era lo más importante para mí. Por circunstancias de la vida, el trabajo, la familia, me pasó como a muchos: mucho trabajo, procrear, cuidar siempre de los demás y poco o nada de uno mismo, dedicarme a otro deporte super-absorbente, dos o tres tres miles en el Pirineo los años que había suerte y poco más, bueno si, una acumulación salvaje de kilos, cada año unos pocos más. Ahora estoy en fase de perder casi todos los kilos atesorados con mucho cuidado y entrenando. No me gustaría morirme sin haber estado arriba del Picu.

    Un abrazo,

  • Rafa dice:

    Buenas noches,
    No suelo añadir comentarios en ningún sitio, pero la historia me ha parecido fantástica y envidiable. Esos ratos no se pagan con dinero…
    Muchas gracias por compartir!!

  • Ramón dice:

    Buenas Xuacu, como Rafa nunca dejo comentarios, pero me ha parecido una historia muy entrañable y me lo he pasado genial leyéndola.
    Gran historieta para tu disco duro, ¡coño me ha salido mi lado profesional…. soy informático!
    Te felicito.

    • Xuacu dice:

      Buenas Ramón, gracias por el comentario.

      Es una historia que represento tal y como la he vivido. El Ingles era un personaje formidable y con un fondo entrañable al que tuve la suerte de conocer. Me alegro que te hayas divertido leyéndola, si lo ves en persona te habrías muerto de risa.

      Saludos.

  • Alejandro dice:

    Hola!

    Yo también soy guía de montaña. Hace poquito, 4 años. Este verano deje por dignidad la compañía donde he trabajado desde que empecé a vivir de mis sueños, y ha sido muy duro. Hasta el punto de plantearme no ejercer más, buscar algun trabajo temporal y replantearme la vida. Solo estaba viendo y recordando las penurias y abusos. Además, las perspectivas de autónomo me quitan el sueño.

    Tu relato, además de ser conmovedor, me ha echo recordar tantas excursiones… En concreto un grupo canadiense de entre 65 y 83 años que pretendían caminar la Costa Brava 15 días seguidos (20km día). Nada más verlos supe que no era posible, así que, vehículo de asistencia en mano, estuvimos dos semanas de turismo activo y tapas. Fue una de las experiencias más enriquecedoras de mi vida. Un día con la coña miramos esa web de cuantos años te quedan de vida y casi todos les salía que debían estar muertos… ¡Alguno casi se muere de la risa! La cosa es que una mujer, ese día, me dijo que los jóvenes vivimos con la muerte detrás, que creemos que nos persigue, en cambio ellos ya la ven de caras, con serenidad y disfrutando cada momento que pueden.

    Disculpa el tocho, solo agradecerte que hayas compartido el relato porque me ha llegado hondo y me hace volver a sentirlo, a querer seguir esta vez con los ojos abiertos.

    ¡Muchas gracias de todo corazón! Un abrazo y buen invierno.

    • Xuacu dice:

      Hola Alejandro, gracias por el comentario.

      Amigo solo decirte que no tires la toalla. La perspectiva de autónomo asusta pero más asusta dejar esta forma de vida, pelea por tu hueco en el mercado siendo tu mismo.

      Un abrazo.

  • Javier Cuevas dice:

    Historia entrañable. Puedo ponerme en el lugar del abuelo, hace dos años fui por primera vez hasta el refugio, fue emocionante, inolvidable.
    Que intentaras subir con él hasta la cumbre aunque fuera por la cara sur fue muy amable por tu parte.
    Un saludo.

  • perafan dice:

    Las historias de lucha siempre son enternecedoras. Pero por cada viejo que llega luchando a los 80 hay mil viejos que cabecean enfermos en su sillon. Chicos, la vejez es un asco: mejor no esperéis a ser viejos para escalar esa montaña que os hace tilín…(.o para hacer cualquier otra cosa). El momento es ahora.

  • Isidro dice:

    Gran historia. Gran corazón.

  • Lucía García dice:

    Que relato mas bonito y cuanta ilusión por parte de Gerard estas cosas son las que no se olvidan y te hacen mas humano.
    Un saludo y a disfrutar de los Picos.

    • Xuacu dice:

      Buenas Lucia.

      Gerard era una persona especial, entrañable, tuve mucha suerte al compartir con el sus ilusiones. Yo no le olvidare y el seguro que tampoco me olvidará a mi.

      Saludos.

  • Arturo dice:

    Hola!
    Lo he leido y me ha gustado, pero…
    Lo que verdaderamente me ha sorprendido es que les has dedicado unos minutos a todos aquellos que han comentado.
    En sintonía tu blog, tu historia, tu vida…
    Un saludo

    • Xuacu dice:

      Muchas gracias Arturo.

      El oficio de guía además del privilegio de estar en la montaña también tiene el privilegio de compartir buenos momentos con muchas personas.
      No todo el mundo por desgracia puede ir a la montaña así que con este blog pretendo llevar la montaña a las personas.

      Saludos.

  • Juan dice:

    Hola Joaquín.
    He llegado a tu blog a través de http://www.meneame.net.
    Y qué maravillosa manera de llegar!!
    Qué historia más emocionante!!
    Aún tengo el nudo en la garganta…
    Enhorabuena por vivirla y por contarla.
    Salud!
    P.D: Hace ya 18 años que no hago montaña -la familia, el trabajo…-, y la última vez fue ahí, en Picos.

    • Xuacu dice:

      Muy buenas Juan.

      Muchas gracias por tu comentario. El oficio de guía ademas de por estar en la montaña es apasionante por la cantidad de gente que conoces, todo el mundo te aporta y de todo el mundo aprendes.
      18 AÑOS sin ir a la montaña son muchos años amigo, un abrazo!!

  • eduardo dice:

    Gracias por compartirlo. Una delicia de relato,se merece un cortometraje. Esta muy bien contado,tiene mucho fondo incluyendo los comentarios
    Un abrazo.

  • Monica dice:

    Increíble el relato, entrañable y sobre todo muy humano, me ha impresionado la calidez con que lo has contado, pocas veces se transmite un relato así con esa sensación de estar ahí con vosotros. Gracias Xuacu por acercarme algo que, aun estando cerca, lo tengo tan lejos.

  • loreto dice:

    Gerard está infinitamente más vivo que muchos jóvenes…es absolutamente inspirador
    Y tu sensibilidad por verlo, entenderlo y contarlo así de bien también lo es
    Enhorabuena Joaquín, tu blog ha sido un gran descubrimiento!

Comentar

21 + = 29

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies