Warning: getimagesize(): https:// wrapper is disabled in the server configuration by allow_url_fopen=0 in /usr/home/elguiadelparaiso.com/web/wp-content/plugins/wp-open-graph/output.class.php on line 308 Warning: getimagesize(https://www.elguiadelparaiso.com/wp-content/uploads/2016/12/IMG_20161128_162958.jpg): failed to open stream: no suitable wrapper could be found in /usr/home/elguiadelparaiso.com/web/wp-content/plugins/wp-open-graph/output.class.php on line 308

Rabada-Navarro al Mallo Firé obra maestra del alpinismo clasico

Lo primero que se puede decir de la vía Rabadá-Navarro al Mallo Firé es que es una de las obras maestras del alpinismo clásico español y que desde su apertura los días 12,13, 14, 15 y 16 de octubre de 1961, 55 años despues su fama sigue intacta. Es evidente que la vía ya no es la misma en el sentido técnico. Las reuniones con expansivos han suavizado el compromiso original así como algunas chapas (pocas) colocadas estratégicamente para proteger alguno de los pasajes más fuertes. De todas formas hay que decir que a partir del tercer largo casi desaparece el magnesio lo que me lleva a pensar que muchos la empiezan pero no tantos salen por el torreón final.rabada-navarro al firéLos largos siguen manteniendo el compromiso original. La tónica general es encontrar cordinos generalmente en mal estado aunque son muy útiles para ir encontrando la línea, de vez en cuando aparece también algún clavo y alguna chapa a excepción del penúltimo largo que está protegidos con bastantes chapas. Recomiendo llevar un par de croquis distintos, uno clásico y otro más moderno para hacer una correcta lectura de la línea. De material semáforo de aliens  y juego de friend hasta el numero 2, también unas 15 cintas Express.rabada-navarro al firé Hay que decir que como todo en riglos la vía desploma, el primer largo es una sucesión de panzas y travesías que tiene el paso más fuerte en la salida a reunión. Un par de chapas lo protegen “hay leyendas que hablan de caídas hasta el suelo en tiempos remotos”. Los largos siguientes son todos increíbles. Más panzas, travesias y salidas verticales son la tónica general.

Ojo a los posibles embarques, de vez en cuando se van viendo clavos, cordinos y reuniones de otra vía por la izquierda que pueden dar lugar a error.

Destaca la exposición, hay que navegar, no hay escapatoria.

A destacar la panza de la francesa y dos largos del torreón final. La panza de la francesa no es excesivamente dura pero es continua. Para llegar a ella hay que hacer una larga travesía a la derecha desde la reunión a buscar un espit, después un paso a bloque no excesivamente duro nos deja en tierra de nadie. En esa tierra de nadie tras la panza entra bien un alien verde y tenemos dos opciones. Los croquis modernos mandan ir a la derecha a por una chapa negra. Lo intento pero no me gusta nada, hay una especie de techito que obliga a plegarse mucho y no me seduce la idea. Opto por la opción antigua; salgo a la izquierda por unos pasos raros, no duros, y me estiro bastante a mosquetonear un clavo, después otros pasos raros me llevan a otro par de pasos atléticos sobre buenos bolos. Es una escalada preciosa con mucho ambiente y la adrenalina me hace chillar. Ahora estamos justo bajo el torreón.

La palabra que mejor define al torreón final es ACOJONANTE. Hay chapas que dejan escalar con cierta tranquilidad aunque no están cerca. El primer largo del torreón “6a+” no lo regala, tiene un paso técnico en placa a mitad de largo y después continuidad sobre buen canto hasta la reunión. Si se va bien de fuerzas es una gozada, son 50 metros de puro placer. Si se va justo de fuerzas suplicio. A riglos hay que venir con las pilas cargadas.

El último largo es más asequible pero más expuesto ya que tiene menos chapas. A mi personalmente me parece un largo de 6a que es lo que ponen muchos croquis. En otras reseñas lo ponen más sencillo pero por exposición, verticalidad y que ya es el ultimo y se sale cansado yo me decanto más por el 6a moderno o V+ de época, que para el caso sexto grado.

En mi opinión la vía Félix Méndez, así se llama la Rabadá-Navarro al Firé es una escalada imprescindible dentro de las grandes clásicas de dificultad de España. Totalmente futurista para la fecha de la apertura, otra obra de arte con el sello Rabadá-Navarro. Totalmente recomendable si se tiene el nivel.

Volveré a hacerla.

 

Valora esta publicación

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Comentar

+ 73 = 81

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies